14Sep

Lecturas estivales sobre meditación y mindfulness

Para responder a los retos del XXI, debemos prestar atención a nuestra propia atención y actualizar nuestra lógica. Podemos cambiar la realidad al cambiar el lugar interno desde el que funcionamos. De éste “estado interior” depende el éxito de nuestra intervención.

Siempre hay un momento y un lugar para la lectura. Entre novela y novela he dedicado este Agosto a “Meditación Integral” de Ken Wilber (2016) “un enfoque revolucionario que combina el camino tradicional de la meditación y del mindfulness (el camino del despertar) con la moderna investigación sobre la evolución psicológica humana (el camino del desarrollo)” según reza en su contraportada.

Según Wilber, además del camino del desarrollo por las distintas estructuras de conciencia (los diferentes estadios evolutivos desde la infancia a la madurez: “arcaico” a “integral” pasando por los estadios “mágico”, “mítico”, “racional” y “pluralista”) todos tenemos la posibilidad de despertar expandiendo nuestro “centro de gravedad”, nuestra conciencia, desde el estado “ordinario” –vigilia- a la “conciencia de unidad” transitando por el estado “sutil”, “casual” y “testigo vacío”. Mientras el primer camino es producto del crecimiento del organismo humano e invisible para quien lo transita, el segundo (despertar) es fruto de un esfuerzo deliberado, y por tanto evidente.

Ken Wilber denuncia que hasta el momento ningún enfoque ha contemplado simultáneamente ambas dimensiones. Oriente y occidente son ejemplo de esta dualidad. Como resultado, “la humanidad ha estado generando seres fragmentarios o incompletos”. Personas muy desarrolladas en algunas de sus inteligencias múltiples, pero adormiladas, poco despiertas.

El enfoque integral se propone superar esta brecha y desarrollar plenamente ambos: alcanzar el nivel o estructura de consciencia más elevada -nivel integral- en el estado más elevado -conciencia de unidad-. “Ser uno con la estructura/nivel y con el estado más elevados que en un determinado momento de la evolución hayan aparecido”

El Mindfulness como herramienta clave

En este camino, el mindfulness es una herramienta clave. Ken propone una versión renovada, alternativa: dirigir la atención al momento presente, inspirar – espirar, trascender la “mente de mono” confusa y errática que socava nuestra conducta impidiendo “estar a lo que estás” y dirigirla hacia los mapas básicos. Mapas que nos ayudan a dar sentido y nos guían por el territorio en el que nos movemos sin que seamos conscientes de ellos. El yo mira el mundo a través de estos patrones y en consecuencia, no puede verlos.

Emergieron histórica o evolutivamente y dejaron su sedimento en la conciencia humana como si se tratara de una “estratificación arqueológica”, en la que cada nuevo estadio de este proceso “trasciende e incluye” los anteriores. Cada estadio incluye y supera al anterior. Similar a la secuencia evolutiva del desarrollo: las moléculas incluyen átomos; las células incluyen moléculas; los organismos incluyen y trascienden las células.

Estos patrones no siempre son una ayuda que nos guía. A veces, son anacrónicos, nos desorientan. Para sustraernos a su influjo, debemos descubrirlos, tomar consciencia de ellos y cambiarlos por otros nuevos, más inclusivos y trascendentes. Empleando el mindfulness, desenterrar estos mapas ocultos, advertir su presencia, observarlos como si los grabáramos en vídeo y soltarlos.

Desde la cabeza hasta el corazón

Para responder a los retos del XXI, debemos prestar atención a nuestra propia atención y actualizar nuestra lógica. Podemos cambiar la realidad al cambiar el lugar interno desde el que funcionamos. De éste “estado interior” depende el éxito de nuestra intervención.

“Este cambio, requiere que expandamos nuestro pensamiento de la cabeza hasta el corazón; desde un egosistema que se preocupa por el bienestar de uno mismo a un ecosistema que se preocupa por el bienestar de todos, incluido uno mismo”. (O. Scharmer).

Conozcamos desde dónde operamos. Y aquí, la propuesta de Wilber es una contribución inclusiva y trascendente.

Javier Riaño
Innovación y Proyectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *